jueves, 11 de febrero de 2016

Un limón medio limón



Todo tiene su momento. Unas bebidas y los amigos son una buena unión, los amigos y los números también, pero todo junto, puede ser algo complicado. Aunque solo es necesario tomar un momento y adaptarse, además, si la vida les da limones, hagan limonada.

La verdad es que, a menos que lo jueguen con tequila, para jugar un limón medio limón, no es necesario tener limones a la mano. Para empezar se le asigna un numero al azar a cada jugador y enseguida se puede comenzar. El sistema es sencillo y se mantiene con una única finalidad: divertirse.

Aunque seguramente al final del juego no se encontrarán como al principio, las reglas no varían. La fórmula es sencilla y constante: Un limón medio limón (x) limones medio limón. Simplemente se sustituye X por el número de algún jugador ¿Ya se nota que los números y el alcohol no son buena junta?

Un jugador inicia eligiendo algún número al azar, en este caso 7: Un limón medio limón (7) limones medio limón. A lo que el jugador numero 7 debe responder añadiendo otro número al azar: 7 limones medio limón (3) limones medio limón. Y entonces el jugador 3 responde: 3 limones medio limón (2) limones medio limón y ¿Ya saben que le pasa al jugador 2 si se equivoca? ¡BEBE!

4 limones medio limón, ehmm, ehmmm, ¡BEBE! ¡BEBE! ¡BEBE! ¡BEBE!

El juego debe ser completamente fluido, rápido, ágil y sin trabas o pausas para pensar, por lo que se debe estar muy atento a los limones. ¿Adivinaron que deben hacer el jugador que se detiene a pensar? Si, seguramente sí.


Un limón medio limón, efectivamente no varía, pero ciertamente la dificultad aumenta a medida que los limones pasan, es que los efectos del alcohol lo no son ideales para lograr la ecuación correcta.

Más juegos en el blog de blog.glopgame.com/blog

No hay comentarios:

Publicar un comentario